Mudras, los ademanes sagrados que favorecen a la salud

Los mudras son ademanes hechos con las manos para dirigir la energía en el cuerpo a lo largo de la meditación. De origen sánscrito, significa “ademanes”, “sellos” o bien “llave”.

En las filosofías Aiurveda y el Yoga, los dedos representan los 5 elementos:

  1. Pulgar: fuego
  2. Indicador: aire
  3. Medio: éter (Akasha)
  4. Anular: tierra
  5. Mínimo: agua

De esta forma, cada uno de ellos de estos elementos, al tomar contacto con la energía del fuego (pulgar) y así como ejercicios respiratorios (pranayamas), comienzan una corriente imantada que estabiliza el cuerpo, creando equilibrio y fomentando la sanación.

En Oriente, estos ademanes son considerados sagrados por distintas religiones y empleados a lo largo de la meditación, fijando la psique en un estado particular.

Vayu Mudra: ideal para relajar y sostener la psique libre de ansiedad y agobio. Asimismo Suprime el aire del estómago, ayudando a la digestión. La base del pulgar se pone sobre el índice y los otros dedos estirados cara arriba.

Apana Vayu Mudra: está indicado para eludir inconvenientes cardiacos y de presión alta. El dedo índice se dobla y toca la base del pulgar: el dedo índice toca la punta de los dedos medio y anula. El dedo meñique se estira.

Anjali Mudra: Manos unidas frente al pecho, en forma de oración, dedos apuntando cara arriba. Asimismo puede hacerse en frente de la frente (altura del chakra del tercer ojo) o bien sobre la cabeza (chakra coronario). Es el ademán de oración, reverencia o bien o bien ofrenda. En el Reiki, la meditación Gasso se practica con ese ademán, centrándose en las sensaciones provenientes de las puntas de los dedos medios.

De qué manera activar los chakras

Para activar los chakras primordiales del cuerpo, hay cambios específicos; intente sostener una postura relajada, sentado cómodamente. Preste atención a las sensaciones de cada ademán, sosteniendo la respiración sosegada. Cada cambio debe sostenerse a lo largo de por lo menos quince minutos, para poder aprovechar mejor los resultados:

  • Chakra básico: brazos apoyados en las piernas, manos en la altura de las rodillas, pulgar y también Índice unidos.
  • Chakra Umbilical (sagrado): las manos apoyadas en el regazo, las palmas cara arriba, la mano derecha apoyada en la mano izquierda, los pulgares se tocan.
  • Chakra del Plexo Solar: unir las manos como una forma de oración, en la altura entre el corazón y el estómago, dedos apuntando cara adelante, dedos pulgares cruzados
  • Chakra cardíaca: unir el pulgar y el índice de la mano derecha, dejando que toquen el centro del pecho a la altura del corazón. La mano izquierda ha de estar apoyada en la rodilla.
  • Chakra: Laríngeo: manos en la altura del estómago, dedos entrelazados; los pulgares se tocan a la punta.
  • Chakra Frontal (Tercer Ojo): las manos ubicadas en la parte inferior del pecho, los dedos medios estirados y tocándose las puntas; el resto dedos habrán de estar doblados y tocarse en la altura de la primera articulación.
  • Chakra coronaria: manos frente al estómago, dedos entrelazados. Los dedos mínimos han de estar estirados, apuntando cara arriba.

Recuerde también que hay productos esotéricos específicos para trabajar los chackras; un buen ejemplo sería el aceite de raíz de mandrágora.

De qué manera balancear su energía con los cambios

Para balancear de manera rápida la energía en cualquier instante o bien situación, practique la secuencia de cambio con las 2 manos al tiempo, mientras que pasea o bien mientras que está sentado: una la punta de cada dedo al pulgar, comenzando por el dedo índice, después el medio, cancelar y mínimo. Sostenga cada situación unos segundos, hasta 3 minutos cada uno de ellos.

Los mudras pueden ser practicadas por cualquier persona, sin limitaciones de edad. La mejor situación para practicarlos es sentarse, mas nada impide que puedan hacerse caminando o bien tumbados. Trate de sostenerse relajado y cómodo, sin forzar los dedos, entendiendo las sensaciones que vienen de cada tacto.

El tiempo ideal es de cinco a veinte minutos día a día. Evite practicar los cambios justo después de comer (la única salvedad es Vayu Mudra); las opciones mejores de horario son por la mañana o bien ya antes de irse a dormir.

Salud y Paz,

M.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .