Primavera

Un post breve para decir lo que todos sabemos,  pero que igualmente necesito decirlo: esta noche por fin ha llegado la tan primavera. ¡¡Dichosa sea!! ¡¡Llevo meses y meses esperándote!!

Aunque me gustaría, no me voy a extender contando nada sobre el equinnocio. Ya tendremos ocasión de hablar de eso (¡¡tenemos tanto tiempo por delante…!!).

Hoy será la primera noche en muchas que, aunque me segurirá encantando Joan Manel Serrat, no habré de parafrasearle para “pintar de azul las largas noches de invierno”. Hoy no; no hace falta. Las noches de primavera, igual que los días, tienen color propio.

¡¡Bienvenida, Primavera!!

Anuncios

arenilla en los riñones… ¡¡qué dolor!!

Queridos cyberamigos,

Como habéis podido comprobar, esto lleva muchos días parado; demasiados, diría yo. ¿El motivo? Salud.

Nada grave, por suerte, pero tras días de un fuerte dolor de riñones, decidí ir al médico y, tal como me temía, me detectaron arenilla. El dolor era insoportable, tanto que me tiré algunos días  enteros sin salir de mi cama 😦

“Agua, agua y mucha agua”, me dijo el médico. A lo que añadió: “.. y paciencia”. ¿Paciencia?, pensaba yo ¡¡no puedo tener paciencia!!.

Por suerte, ya pasó y ahora estoy sana como una manzana. Pero ya que lo he pasado mal y sé que es un mal común, he decidido colgar para todos vosotros uno de los remedios de mi último libro, del que ya os hablé en su debido momento, y del que sin duda he hecho uso durante estos días. Espero que os sirva.

****

Cómo combatir la arenilla, o incluso pequeñas piedras en los riñones

Pocos dolores son tan lacerantes como el que padece quien sufre de “arenilla”, y ya no digamos “piedras”, en los riñones.

Un dolor que hace que en ocasiones te retuerzas y muchas veces orines sangre (hematuria).

Hay incluso una maldición, negativa como cualquier maldición, que dice “así te coja un cólico nefrítico”. Esto nos da un indicador del sufrimiento que ocasiona este tipo de patología.

La solución que damos a continuación la hemos vivido en primera persona, por lo cual debemos indicar que al menos en “nuestro caso” fue verdaderamente “mano de santo”. Quede claro que lo que para unos puede ir bien, a otros ni tan siquiera les hace efecto.

Antes de referir este tratamiento, debemos indicar que algo primordial en estos casos es además de VISITAR AL MÉDICO ( es primordial), beber sobre cuatro litros de líquido al día, y abstenerse si se puede, de bebidas alcohólicas, además de no hacer grandes esfuerzos.

Pero vayamos con esta receta que sabemos por experiencia que nos ayudó en un caso de “arenilla”. Antes de continuar haremos referencia que esta “solución” nos la dio una veterana enfermera titulada, que a su vez la aprendió de sus abuelos ampurdaneses.

Cuando tengamos este tipo de problemas cogeremos cinco limones y los exprimiremos. Inmediatamente después de exprimirlos, los pondremos en un vaso, sin una gota de agua, y al levantarnos de dormir, sin tan siquiera habernos lavado, nos tomaremos el jugo de los limones exprimidos.

limon

Así los haremos durante nueve días seguidos. En nuestro caso al séptimo día la “arenilla” desapareció, suponemos que diluida y arrastrada por el ácido cítrico, y nunca más hemos tenido que padecer el lacerante dolor de los cólicos nefríticos.

Otro remedio natural “casi” tan bueno como el jugo de limón es el jugo de melocotón, y el de uva fresca.

No olvidemos que también es muy importante orinar mucho mientras suframos estos problemas por lo que cualquier infusión de plantas diuréticas, como ortiga, cola de caballo o aguacate, serán muy beneficiosa para dicho problema.


Si eres amante de los remedios caseros para solucionar la arenilla en los riñones, el dolor de garganta, dolor de muela o cualquier otro mal menor (recuerda siempre la importancia de consultar al médico si es grave), no dejes de leer estos libros en tu Kindle 😉

remediosremedios-naturales

la-botica-de-la-mujer-sabia

Baños de descargas ¿para qué sirven?

Los lunes son, muy a menudo, días durísimos. Vuelta al trabajo, mal humor, reencontrarse con la rutina, estrés de prever la semana que nos viene encima y más de un contratiempo. Tengo que confesarlo: ODIO los lunes ¿vosotros no?.

Por suerte, todo tiene su parte positiva y la que yo le encuentro no podría ser otra que llegar a casa, con los míos; con mi esposo, mi hija y mis adorables gatos.

Después de darles un beso a todos ellos, lo primero que me exijo los lunes es un baño; un delicioso y espumeante baño. Prometo que soy más de duchas que de baños por aquello de ahorrar agua y cuidar el medioambiente; de hecho, ni cuando voy de hotel abuso de aquello típico de “voy a llenar la bañera, que yo no pago la factura”. Nunca; de verdad. Lo primero es lo primero y con ducharme tengo de sobras. Me da igual quién pague.

imagen bañera

Como iba diciendo, los lunes necesito un BAÑO. Un baño en toda regla; que me anime y me relaje, que me quite las malas vibraciones y que me cargue de energías positivas, que pinte mi aura de un color favorable. En tres palabras: baños de descarga; eso es precisamente lo que necesito los lunes.

¿Y por qué baños de descarga? Bañarse además de un ejercicio de sanidad puede convertirse en algo tan importante como “limpiarse”, deshacerse de malas energías o incluso cargarse de las vibraciones y efluvios necesarios para conseguir el éxito en un proyecto que deseamos.

Son muchos los baños que se utilizan en la magia ritualista, pero catorce son los más conocidos y utilizados, tanto en nuestro país como en otras naciones, principalmente de Hispanoamérica.

¿Cómo se usan los baños de descarga?

Se utiliza una tercera parte del contenido del envase en cada uso que le vayamos a dar. Hay que diluir la parte escogida (es decir, 1/3 parte de la botella cada vez) en 1 litro de agua. Nos llevaremos el preparado a la bañera o ducha donde nos dispongamos a realizar el baño de descarga y tiraremos el baño previamente diluido en agua por encima del cuerpo, dejando que nos moje desde la cabeza hasta los pies y, sobre todo, procurando que llegue a las extremidades (brazos, piernas) y a la barriga. A continuación, nos aclaramos el cuerpo con abundante agua (temperatura al gusto, aunque preferiblemente no muy caliente) y nos secamos.  Es importante que no debe permitirse usar este producto a menores de edad.

Baños de descarga. Cuál para qué. Usos y funciones.

  • 7 Potencias: Para activar todas las facultades que tenemos y que no conocemos
  • Elegguà: Para abrirnos todo tipo de caminos en la vida.
  • Exú: Para combatir a los enemigos que nos puedan rodear.
  • Hierbas amargas: Para desprenderse de las negatividades que nos rodean
  • Hierbas dulces: Como refuerzo posterior a las Hierbas amargas.
  • Juan de la Suerte: Para conseguir y que no nos falte la buena suerte
  • Juan del Amor: Para conseguir y conservar amor
  • Juan del Dinero: Para conseguir y conservar el dinero.
  • Miel: Para endulzar unas relaciones
  • Pomba Gira: Para todo tipo de relaciones sexuales.
  • Ruda: Para atraer suerte y fortuna
  • San Cipriano: Para combatir el mal de ojo y envidias y malsanías de todo tipo.
  • Trabajo-tenga: Para conseguir y conservar el trabajo.
  • Ven a mí: Para atraer a la persona amada o la amistad deseada.

Espero que os sirva

Salud y Paz

M.Si quieres comprar los productos de los que se hable en este post...