Archivo de la etiqueta: remedios

Remedios naturales para los granos

Todos hemos tenido granitos en la cara o en alguna parte muy visible del cuerpo. En general, los granos no tienen ninguna importancia, pero hay veces en que son molestos de cara al aspecto “social”, como por ejemplo a la hora de acudir a una comida de amigos, ceremonia o similares.

Una manera muy fácil de luchar contra esos incómodos granitos es la siguiente: Seguir leyendo Remedios naturales para los granos

Cómo aliviar las picaduras de medusa

Es verano, vamos a la playa y.. a menudo, ¡hay medusas! Como ya sabéis que me gustan los remedios naturales, voy a explicar aquí cómo aliviar o calmar el escozor provocado por las picaduras de medusa.

Hemos de mencionar que hay picaduras de medusa más molestas que otras, incluso algunas, como la de la Carabela Portuguesa, puede ser realmente graves. ¡Pero que no cunda el pánico, por favor!

Nosotros hablaremos de la picadura “normal” que por muy abundante no deja de ser extraordinariamente molesta. Seguir leyendo Cómo aliviar las picaduras de medusa

Algo típico en primavera… ¡¡se me tapa la nariz!!

Hoy quiero hablaros de algo sencillo per a la vez eficaz: cómo descongestionar la nariz de forma natural.

Os dejo uno de los “remedios rápidos” de mi último libro, ya que creo que en este caso es algo que suele ocurrir frecuentemente en primavera; como ya digo más adelante, en caso de alergias hay que usar medicamentos específicos (antihistamínicos), siempre bajo supervisión médica.

Algo tan “sencillo” como tener la nariz “tapada” o congestionada es en muchas ocasiones  un verdadero suplicio.

No se nota el gusto de lo que comes, te cuesta respirar y lo haces por la boca, con el peligro que eso supone. Te obliga a imitar a un “pato” al hablar… y otros problemas similares.

Dos formas sencillas y muy buenas de combatir este problema, siempre y cuando no sea una alergia, que en estos casos debe de recurrirse a los antihistamínicos, es, poner un puñado de sal, mejor marina, en agua fría.

La mezclamos y cuando esté reposada y bien disuelta, la aspiramos por los agujeros de la nariz.

Primero uno, y después el otro. Jamás ambos a la vez.

Es un remedio muy bueno y eficaz.

La otra solución, similar pero todavía más natural es, si tenemos la suerte de estar cerca del mar, cogeremos una botella con agua marina, siempre y cuando esté el mar limpio, que por desgracia cada vez es más difícil de conseguir, y haremos lo mismo que con el agua y la sal.

Veremos que tras hacerlo sale de nuestra nariz un buen gualdo de morosidades, lo que nos indica que los conductos se están limpiando.

Los efectos son muy rápidos, y su coste, mínimo.

Espero que os sea útil.

Salud y Paz

M.